Tipos de sistemas de riego

tipos-de-sistemas-de-riego-1

Sistemas de riego

Cuando hablamos de métodos de riego (o sistemas de riego) nos referimos a la forma en que se distribuye el agua en el suelo.
La elección de un método u otro depende de muchos factores, como la disponibilidad de agua, la morfología y posición del terreno, el clima, la fuente de abastecimiento de agua, el tipo de cultivo, el grado de mecanización del cultivo, etc.
Se distinguen los siguientes métodos de riego:

  • método de inmersión;
  • método por deslizamiento;
  • método por aspersión o aspersión;
  • método por micro-flujo o gota;
  • método de sub-irrigación.

 

 

El método de riego por inmersión.prevé la permanencia en el suelo por períodos más cortos o más largos de una capa de agua de espesor variable. En algunos casos, las disposiciones se realizan en rectángulos más o menos grandes (girasol o macizos de flores, ver fig. 1) delimitados por terraplenes o disposiciones en verdaderos estanques circulares (fig. 2) en la copa de los árboles. En otros casos, sin embargo, el terreno se divide en compartimentos (fig. 3) o cámaras más o menos rectangulares y más o menos niveladas, dependientes o independientes entre sí. Este último es el sistema de riego adoptado para los arrozales, aplicable en suelos de tierras bajas, poco permeables y que adoptan caudales estacionales muy elevados. En general, se puede decir que el sistema de riego por inmersión es un sistema que requiere arreglos más o menos costosos, suelos arcillosos y cuerpos de agua consistentes;


Fig. 1 - Esquema de riego por inmersión con parterres o rasola.
Los rasole tienen forma rectangular y un tamaño de unos 100 metros cuadrados y están regados por un bebedero de cabecera con una modesta pendiente longitudinal y transversal y conectado a otros bebederos. Es muy común en los prados de alfalfa.

Fig. 2 - Esquema de riego por inmersión en balsas.
El sistema le permite mojar solo porciones circulares de suelo alrededor del tallo de las plantas arbóreas. Estaba muy extendido en las zonas de cultivo de cítricos, requería mucha mano de obra e implicaba grandes pérdidas por evaporación y percolación profunda. Ahora se sustituye por sistemas más modernos como el de lluvia o gota.

Fig. 3 - Esquema de riego por compartimentos.
Cada compartimento puede tener dimensiones variables de 0,5 a 2 Ha perfectamente niveladas rodeadas de terraplenes. Los distintos compartimentos pueden ser dependientes o no según se comuniquen entre sí. Típico de los campos de arroz, el sistema requiere cuerpos de agua sustanciales y continuos; altos volúmenes estacionales.

LEER:   Agricultura Rural

El método de riego por flujo , por otro lado, proporciona un velo constante de agua durante todo el riego que luego se infiltra en el suelo a lo largo de su curso. La mayoría de las veces, el método requiere arreglos de terreno bastante costosos y precisos que se distinguen en ala simple (fig. 4), ala doble (fig. 5), plano (fig. 6) y campo pequeño (fig. 7), con zanjas horizontales, con infiltración lateral (fig. 8). Los distintos tipos de alojamientos varían según la disposición del acuario con respecto a la parcela y la pendiente de ésta. El riego por caudal es adecuado para céspedes y praderas donde se requieren grandes volúmenes de riego (1000 mc/ha) y grandes superficies.

Fig. 4 - Esquema de riego de desplazamiento de ala simple.
Los campos tienen forma rectangular con el lado más largo colocado aguas arriba donde se encuentra el acuario que distribuye el agua por rebosadero.

Fig. 5 - Esquema de riego para corredera de doble ala.
El agua pasa de una regadera de cabeza a una regadera más pequeña y luego esclaviza las dos parcelas a ambos lados de esta última. Alojamiento caro y permanente.

Fig. 6 - Esquema de riego para deslizamiento plano.
El bebedero se coloca en la parte alta de la parcela y detiene el riego cuando ha mojado alrededor del 80%. Se utiliza para cultivos forrajeros.

Fig. 7 - Esquema de riego para deslizamiento de pequeña escala.
Frente al sistema aplanado, existe un depósito de agua de cabecera y dos laterales ortogonales al mismo.
Menos utilizada que la explanada debido al excesivo mantenimiento que requiere.

Fig. 8 - Esquema de riego por deslizamiento con infiltración lateral.
Los surcos se espacian en mayor o menor grado según el tipo de suelo y cultivo.
La parte entre dos surcos se llama porca y alberga una o más hileras. El agua tenderá a infiltrarse lateralmente provocando fuertes desequilibrios a lo largo de la hilera. El método es aplicable donde hay alta disponibilidad de agua.

El método de riego por aspersión (foto n. 1) prevé el suministro de agua simulando una lluvia gracias al uso de equipos adecuados. Estos equipos están formados por aspersores de medio o largo alcance y medio-gran alcance dispuestos con avance en forma de triángulo, cuadrado o rectángulo según el grado de solape que se desee obtener. De hecho, los aspersores pueden, en función de la presión de funcionamiento, provocar un riego nebulizado con un efecto acondicionador más que humectante. Sin duda uno de los factores limitantes para el sistema de rociadores lo representa el viento que condiciona las trayectorias de los propios rociadores; en estos casos siempre es recomendable acercar los aspersores y elegir aspersores de tiro bajo.
En comparación con los otros métodos, el riego por aspersión o aspersión no requiere arreglos particulares, tiene una buena eficiencia de riego ya que no causa pérdidas por flujo y percolación profunda.

LEER:   Agricultura Industrial

 

eADV

 

Foto 1 - Riego por aspersión en viveros.
El sistema de riego por aspersión también se puede utilizar en viveros y casas de sombra. Eligiendo el riego por aspersión adecuado, humectante o aire acondicionado se puede obtener.

El método de riego por goteo (foto 2) también se denomina microirrigación, ya que el agua se entrega a través de dispensadores llamados goteros en tasas de microflujo y a bajas presiones. Los goteros se dividen en goteros en línea y goteros en línea. Los primeros son dosificadores que se insertan en tuberías colocadas en el suelo oa cierta altura a lo largo de la hilera de plantas. Estos dosificadores pueden ser de botón o puros y tienen un caudal de 2 a 16 l/h.
Los goteros en línea, por su parte, son dosificadores coextruidos en el interior de tubos de polietileno, autolimpiables gracias a la presencia de pequeños filtros en la entrada del propio gotero. Tanto en goteros en línea como en línea existe la posibilidad de disponer de dosificadores autocompensantes que mantienen constante el caudal cuando aumenta la presión.
El método de riego por goteo es actualmente el método más utilizado en fruticultura, horticultura, invernaderos y viveros para los que es fundamental el ahorro de agua, mano de obra y costes de disposición del terreno, la posibilidad de realizar intervenciones de fertirrigación. Por otro lado, el sistema requiere, al ser dosificadores de tamaño muy limitado, sistemas de filtrado más o menos empujados y variables desde los más comunes filtros de malla y disco (ideales para agua de pozo), hasta los más sofisticados filtros de arena (ideales para agua de el lago o canales al aire libre).

LEER:   Agricultura Forestal

El método de riego subterráneo ( subirrigación , foto 3), por otro lado, es el sistema de riego más moderno que existe. Los sistemas más efectivos requieren el uso de líneas de goteo (goteros en línea) enterrados en número y con distancias variables según el tipo de cultivo y las condiciones morfológicas del suelo. Evidentemente el sistema permite obtener un buen ahorro de agua ya que frente a un sistema de goteo normal no supone pérdidas por evaporación del suelo.
El riego de tierra es un sistema muy eficaz para el abastecimiento de agua a los cultivos incluso en condiciones de escasa disponibilidad de agua; un límite lo representa su falta de viabilidad en suelos ricos en esqueleto o donde se trabaja a demasiada profundidad. Otro límite está representado por la intrusión tanto de las raíces como de las partículas de tierra que rodean al gotero.
Si este último aspecto se ha solucionado gracias al uso de válvulas de purga de aire que impiden la entrada de aire y con ello también el material fangoso de alrededor queda el problema de cualquier intrusión radical. En algunos casos, se evita la intrusión de radicales gracias al uso de herbicidas (principalmente antigerminativos) mezclados con el propio polietileno o añadidos a la planta. En otros casos, en cambio, la cobertura del sistema ante una posible intrusión radical está asegurada por un cierre hidráulico de los goteros en línea mediante una cámara que actúa por tanto aprovechando el efecto de vacío del cierre del sistema.

Foto 2 - Línea de goteo (rociador en línea).
La línea de goteo se puede extender en el suelo a lo largo de la hilera de plantas. Obviamente, esta disposición dificulta el trabajo transversal en el suelo. Dependiendo del tipo de cultivo y del tipo de suelo, se puede elegir el espaciamiento y caudal más adecuado.

Foto 3 - Línea de goteo subterránea.
La intrusión de radicales se evita gracias a la presencia de herbicidas antigerminativos que se mezclan con polietileno o se introducen en la planta.

Figuras de "Principios y Técnica del Riego" - Vito Lombrado - Ed. L'Epos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Leer más...

error: Content is protected !!